SEGÚN IFIXIT EL NUEVO GALAXY S8 ES UNO DE LOS SMARTPHONES MÁS DIFÍCILES DE REPARAR

Loading...
Copy

No existe ninguna duda de que el Samsung Galaxy S8 sea uno de los especiales plataformas del 2017 gracias a su diseño con la pantalla que comprende todo el de adelante con una curva en los dos laterales. No obstante, sabemos que conseguir un diseño de esta clase requirió un enorme desarrollo de interfaz e ingeniería para ordenar todos los elementos en el interior, lo cual como es práctica tiene la consecuencia de perjudicar la reparabilidad de manera negativa.

iFixit no perdió el tiempo y ya tuvo en sus manos un Galaxy S8 que fue desarmado totalmente para corroborar el nivel de reparabilidad del gadget y los resultados fueron precisamente como esperamos. El Galaxy S8 se encuentra dentro de los teléfonos inteligentes menos simples de recomponer gracias a que la calificación brindada fue de 4/10, siendo el 10 la calificación de disponibilidad.


De acuerdo con la información, el desarrollo de desarmado del Galaxy S8 es algo complejo ya que para lograr sacar el panel trasero de vidrio es requisito calentarlo para volver más blando el material adhesivo que sujeta el gadget, por lo cual es simple que el cristal logre romperse si no se maneja como corresponde. De igual modo, la pantalla es bastante frágil y podría romperse al instante de retirarla.

Eso sí, la modularidad sigue estando presente y va a ser muy simple sustituir algunos elementos internos como la batería, sensores fotográficos y el lector de huellas, pero sin lugar a dudas desarmarlo no va a ser nada simple y es algo riesgoso llevarlo a cabo por cuenta propia. Aunque tengamos en cuenta que el Galaxy S7 consiguió una calificación de 3/10, siendo por el momento más complicado de recomponer, entonces, esta novedosa generación es sutilmente más simple comparando con la previo.

Loading...

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *