Cosas en WhatsApp 2010 que no podias hacer y ahora puedes

Loading...
Copy
WhatsApp

WhatsApp es una de las aplicaciones más utilizadas en todo el mundo. La mensajería instantánea parecía algo de broma allá por el 2010, cuando WhatsApp llegó a Android. Vivíamos en un mundo en el que había que pagar para comunicarse. Los SMS valían dinero, y las llamadas también. Era eso o nada. Teníamos Messenger y Tuenti, sí, pero la llegada de WhatsApp impactó en la población con una fuerza tremenda. ¿Mensajes gratis para siempre? ¿Dónde firmo?

Sin embargo, WhatsApp no ha sido siempre como la conocemos hoy en día. La aplicación verde ha evolucionado muchísimo con el paso de los años, y hay cientos de cosas que han cambiado. En este artículo hemos recogido las cinco que más nos han llamado la atención. Nostálgicos, agarraos que viene curvas.

No había grupos de WhatsApp

En las primigenias versiones de WhatsApp no había grupos. La única función que tenía WhatsApp era enviar mensajes de texto a otra persona y punto. Mensajes de texto y archivos. Eso era lo único que podíamos hacer con WhatsApp. Posteriormente, con el paso de los años, se añadió la función de enviar difusiones a varios contactos, y luego vino la posibilidad de crear grupos. De hecho, cuando se implementaron los grupos a la gente no le pareció buena idea, “porque es complicado hablar con varias personas a la vez”. Cómo cambian las cosas.

Ahora puedes usar WhatsApp gratis

Esto seguro que todos los recordáis. La vieja guardia Android como el servidor que escribe estas líneas recordará cuando tenías que pagar 1 euro al año para utilizada WhatsApp. ¡Y había gente que decía que no le parecía bien! El problema es que hecha la ley, hecha la trampa. Cuando llegaba la hora de pagar, si desinstalabas la aplicación, te daban un mes gratis.

De hecho, la forma más fácil de conseguir WhatsApp gratis de por vida era instalarlo en un iPod Touch. Si lo hacías, metías tu número y luego lo instalabas en Android, no tenías que volver a pagar. Yo era uno de los iluminados que hizo esto, y jamás, jamás, jamás he pagado un solo euro por WhatsApp. Ahora en vez de pagar un euro le pagamos a Facebook con nuestra información personal.

Estar seguro cuando chateas

¿Qué significa que ahora puedes estar seguro? ¿Es que antes no lo estábamos? WhatsApp no es colmo de la seguridad, pero es que antes era para echarse a llorar. WhatsApp era un coladero de vulnerabilidades y fallos, y los hackers supieron aprovecharlo. Había una aplicación llamada WhatsApp Spoofer que te permitía espiar las conversaciones de tus contactos y ver las fotos y vídeos que enviaban a sus amigos.

Los dos únicos requisitos eran ser usuario root, que por aquel entonces era todo una ciencia, y estar conectado al mismo WiFi que la persona a la que querías espiar. Solo tenías que abrir WhatsApp Spoofer y esperar. Empezabas a recibir en tu terminal absolutamente todo lo que cualquier persona conectada la red WiFi enviaba. Era tremendo. Ahora las conversaciones están cifradas y hay más seguridad. Parece que no, pero es un gran cambio.

Usar WhatsApp en el ordenador

Cuando WhatsApp llegó a Android y se hizo famosa, todo el mundo empezó a hablar de usar WhatsApp en el ordenador. La única forma que había para usarlo de forma legítima era instalar un emulador de Android como BlueStacks, que fue de los primeros en llegar, e instalar el archivo APK. Esto, que ahora nos parece una tontería y la cosa más sencilla del mundo, en aquel momento era toda una obra de ingeniería solo al alcance de los más doctos. Ahora solo tienes que meterte en WhatsApp Web, escanear el código y listo, a chatear.

Hacer llamadas y videollamadas

Por supuesto. Entre el 2010 y 2012 lo raro no era hacer videollamadas a través de WhatsApp. Lo raro era que WhatsApp funcionase, directamente. La aplicación permanecía caída durante muchísimas horas, y el servicio era nefasto (entendéis ahora que la gente no quisiera pagar, ¿verdad?). Con el paso del tiempo la aplicación empezó a añadir funciones, y una de las que más han gustado han sido las llamadas.

A pesar de que no terminan de funcionar del todo bien y tienen un lag tremendo, WhatsApp implementó las videollamadas, y ahí sí debo reconocer que se han lucido. Las videollamadas funcionan bastante bien, y a nivel personal creo que es de las mejores funciones que tiene la aplicación. Cuánto ha llovido desde aquel WhatsApp de horribe interfaz que solo permitía mandar fotos y texto…

Si sois de los que llevan con Android desde el inicio de los tiempos seguramente recordaréis todas estas cosas de las que hemos hablado. WhatsApp no era, ni de lejos, lo que era ahora. De hecho, en Andro4all sacamos un artículo poco después del lanzamiento en el que decíamos que WhatsApp no triunfaría, y que Beluga, una de las primerísimas aplicaciones de mensajería, era mucho mejor. Y fíjate ahora, ¿quién puede vivir sin WhatsApp?

Loading...

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *