SAMSUNG NO RECURRIÓ A TERCEROS PARA CERTIFICAR BATERÍAS DEL GALAXY NOTE 7

Loading...

Samsung está dividida en numerosas compañias que se dedican de diferentes productos, como lasbaterías, por esa razón a ocasiones tienen regulaciones que certifican estos procesos, como en la situacion de las utilizadas en el Galaxy Note 7.

logo-galaxy-note7-700x482En la mayoría de los casos todas las compañias apelan a laboratorios externos para considerar el desempeño de las mismas, pero como Samsung tiene nuestro, no recurrió a terceros. No se sabe si es por este motivo que se pasó por prominente algún inconveniente con el desempeño, pero la verdad es que todavía no saben la causa del problema.

Se piensa que se detectó en la primera remesa pero aparentemente, las pruebas no fueron suficientes puesto que con los modelos reemplazados un inconveniente semejante sigue ocurriendo, obligando a parar la producción.

En USA se pide a los operadores telefónicos que las marcas prueben las baterías en 28 laboratorios certificados por la CTIA, para asegurarse que cumplan con los estándares que pide el Instituto de ingenieros eléctricos y electrónicos. Como la marca tiene la certificación no ocupó alguno de estos. Se rumorea que por la prisa por publicar este modelo para ganar al iPhone 7, pudo saltarse algunos de los estándares que ocupa.

También este inconveniente, Samsung todavía debe lidiar con los individuos que no pudieron o amado cambiar al Note 7. En Corea del Sur, los obligaría a cambiar de equipo cuando se detecten que van a volar al extranjero, siempre que estén en el Aeropuerto Internacional de Incheon.

La compañía facilita cambiar el equipo por otro modelo de la marca. Esto mientras los ingenieros revisan cada paso hecho en relación a ingeniería, desarrollo de construcción y control de calidad, por lo que trabajan “contra reloj” para lograr ofrecer cierre a este capítulo. Ojalá que le dediquen el tiempo primordial y no por prisa se salten algún aspecto.

En la mayoría de los casos todas las compañias apelan a laboratorios externos para considerar el desempeño de las mismas, pero como Samsung tiene nuestro, no recurrió a terceros. No se sabe si es por este motivo que se pasó por prominente algún inconveniente con el desempeño, pero la verdad es que todavía no saben la causa del problema.

Se piensa que se detectó en la primera remesa pero aparentemente, las pruebas no fueron suficientes puesto que con los modelos reemplazados un inconveniente semejante sigue ocurriendo, obligando a parar la producción.

En USA se pide a los operadores telefónicos que las marcas prueben las baterías en 28 laboratorios certificados por la CTIA, para asegurarse que cumplan con los estándares que pide el Instituto de ingenieros eléctricos y electrónicos. Como la marca tiene la certificación no ocupó alguno de estos. Se rumorea que por la prisa por publicar este modelo para ganar al iPhone 7, pudo saltarse algunos de los estándares que ocupa.

También este inconveniente, Samsung todavía debe lidiar con los individuos que no pudieron o amado cambiar al Note 7. En Corea del Sur, los obligaría a cambiar de equipo cuando se detecten que van a volar al extranjero, siempre que estén en el Aeropuerto Internacional de Incheon.

La compañía facilita cambiar el equipo por otro modelo de la marca. Esto mientras los ingenieros revisan cada paso hecho en relación a ingeniería, desarrollo de construcción y control de calidad, por lo que trabajan “contra reloj” para lograr ofrecer cierre a este capítulo. Ojalá que le dediquen el tiempo primordial y no por prisa se salten algún aspecto.

Loading...

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *